domingo, 6 de septiembre de 2009

DOS HISTÓRICAS, FRENTE A FRENTE


Es imposible que alguien no las haya degustado o, simplemente, haber escuchado de ellas.
Es imposible que alguien no las haya visto alguna vez reposadas en el estante de algún kiosco (por aquellos tiempos) o de algún drugstore (en estos tiempos).
Es imposible que alguien no haya estado alguna vez dudando cinco minutos, si se llevaba una u otra.
Porque la duda era siempre la misma: la hermana mayor o menor.
La referencia es a las únicas, inigualables, incomparables y siempre ponderadas: TITA Y/O RODHESIA.
Sí, las dos golosinas del mismo padre (Terrabusi) son -desde hace más de 25 años- unas fieles compañeras en el colegio, oficina, mientras de viaja en algún transporte o para recostarse a la cama con un “minipostre” después de la cena.
No obstante, estas dos recontraconocidas golosinas nacionales se transformaron en un clásico como un River-Boca, Racing-Independiente o (para que el conductor del ciclo no se ponga celoso) Tigre-Chacarita.
¿Por qué? Porque no falta reunión que alguien las nombres y empiece las interminables discusiones: “Mejor es tal”, “más rica es la otra”, “me llena más la grande”, “la otra no tiene mucho chocolate”, etc, etc, etc.
Sin embargo, hay que reconocer que cientos –o miles- de personas las considera inseparables, como si fueran dos hermanas gemelas o siamesas. Porque sería como pedirse un Fernet, pero sin coca; o un panqueque, sin dulce de leche. Imposible.
Pero “Esquivando el éxito” no es un común denominador para nadie,  y decidió colocar a todos entre la espada y la pared. Hay que elegir una. Sólo una.

Sonó la campana y empezó la disputa del año: ¿Tita o Rodhesia?

(votá en la encuesta que aparece en la barra lateral)

2 comentarios:

  1. Rodhesia a muerte. Pero obvio que como tita, por lo que tengo una pregunta: ¿Todos los que dicen preferir la Tita, la comen como se debe?-
    Pasos a seguir para desgustar una TITA:
    1) abrir el paquete, sacar la galletita.
    2) con el colmillo, o cualquier punta de diente que quepa, cabar la unión de las 2 galletitas, hecha de chocolate.
    3) una vez que ya no queda más unión de los costados, separar lentamente, sin romper ninguna de las 2 partes.
    4) rasquetear y/o chupar la crema de ambos lados.
    5) comer las galletas bañadas en chocolate a gusto. Se pueden comer de una, o resquetear/chupar el chocolate y luego saborear la Manón.

    pd: recomiendo un temón para acompañar al ritual de comer una TITA: El oficio de ser Mamá, de Macaferri y Asociados.

    Bianca.

    ResponderEliminar
  2. EQUIVOCADISISSIIS MO ASI SE COMEN LAS OREOS U OTRAS DE ESE ESTILO NO LA TITA... LA TITA SE COME DE UNA,,,, MUERO POR UNA RHODESIA... Y DESPUES UNA TITA

    ResponderEliminar