miércoles, 9 de septiembre de 2009

DISCOS DEL CARAJO II: LED ZEPPELIN IV



Una verdadera obra de arte. De esas que trascienden generaciones, producto a veces de su impecable sonido, otras de su novedosa forma de hacer música, o su lírica, su potencia, su guitarra implacable, la particular voz del cantante, y demás.

El disco que hoy homenajeamos y repasamos en Esquivando el Éxito reúne todas esas características, y quizás por eso sea considerado uno de los mejores discos de rock de la historia. Se trata del cuarto álbum de Led Zeppelin, una obra que no lleva título.

"Acabamos hartos de las reacciones sobre el tercer álbum, de la gente diciendo que solamente éramos un montaje. Así que dijimos: '¡Saquemos un álbum sin título!' De ese modo, a la gente le gustaría o nada". Declaraciones de Jimmy Page, guitarrista de esta gloriosa banda británica, fundada en 1968. El vocalista Robert Plant, John Paul Jones en bajo y John Bonham en batería completaban un cuarteto que revolucionaría tiempo después la forma de hacer rock.

La apuesta del grupo de cambiar su sonido inicial por uno más acústico y elaborado, además de hacerlo con un disco sin nombre, fue fuerte. Está a la vista de todos como resultó: es considerado el mejor álbum de la banda y continúa siendo uno de los discos más vendidos de la historia.

Lo único que acompañaba al nombre del grupo eran cuatro símbolos. Led Zeppelin nunca ha aclarado la cuestión pero se dice que su significado es que cada uno representa a un miembro del grupo. Por eso, además de Led Zeppelin IV, se lo llamó Four Symbols, cuatro símbolos en inglés.

En la portada se ve una pared en ruinas con un cuadro colgando (el cuadro en cuestión muestra a un anciano con leña cargada a la espalda y según cuenta la historia, fue comprado por Plant en una ferretería).

Lo único que aparece en la contraportada es la fotografía de una serie de casas (como curiosidad, en el cartel que se ve en la casa de la izquierda decía: ``Cada día alguien muere de hambre´´, pero no se pudo enfocar). La única letra que aparece en el interior del librito, es la de ``Stairway to Heaven´´, con el dibujo de un hombre leyendo un libro con unas lápidas de fondo.
De la lista de temas se destacan Black Dog, Rock and Roll, Going to California y, por supuesto, Stairway to heaven.

Black Dog es la canción más hard-rock del disco. Los sonidos que se oyen al principio son ruidos de calentamiento de guitarra, lo que Page llamo ``invocación al ejercito de guitarras´´. El título de la canción está basado en un perro negro que rondaba por la zona del estudio durante la grabación.

El segundo tema es Rock and Roll, simplemente un rockito poderoso de esos que no dejan lugar a dudas. El grupo solía utilizarla para abrir sus conciertos, y se cree que se trata básicamente de una respuesta a quienes decían que con el disco anterior, la banda había abandonado el hard-rock de sus inicios.

Cuarto tema del disco, momento cumbre en la historia del rock. Stairway to heaven, considerada como la mejor canción de la banda. Una curiosidad: se trata de la partitura de rock más vendida. La letra fue escrita por Plant y la música por Page. El tema comienza de forma suave un punteo de guitarra increíble, y el ritmo aumenta cuando se suman la voz, órgano bajo y batería, lo que es seguido por un solo de antología para terminar con un hard-rock. A lo largo del tema Page toca dos guitarras: una de seis cuerdas y otra de doce. Durante los conciertos tocaba una guitarra (Gibson EDS-1275) con dos mástiles: uno de seis cuerdas y otro de doce cuerdas.

Otra cuirosdad: Antes de publicarse el disco el grupo toco la canción en un concierto el 5 de marzo de 1971. Al terminar el público se quedo callado. Robert Plant miró a los otros y dijo: ``Mejor no incluiremos esta canción en el disco´´, pero inmediatamente el público empezó a ovacionarlos y a pedir que la repitieran. Había nacido una leyenda del rock.

En el tercer tema del álbum aparece una curiosidad. Se llama The Battle of Evermore y está inspirada en el episodio ``La batalla de los campos de Pelennor´´, del libro ``El retorno del rey´´, de la saga ``El señor de los anillos´´. No fue esta la primera vez que el grupo se inspiraba en la obra de Tolkien.

Un dato de esos que hacen de Zeppelin una banda mítica tiene que ver con el tema Four Sticks, cuatro palillos en inglés, llamada de esa manera por la forma en la que Bonham tocaba la batería con dos palillos en cada mano.


Moneda corriente en años de excesos y experiencias de expansión del inconsciente: 1980 marcó el final de Zeppelin con la muerte de su baterista, quizás el mejor de la historia del rock. Jon Bonham murió el 25 de septiembre en la mansión de Jimmy Page, ahogado por su propio vómito producto de una tremenda borrachera.

La tragedia cerró una etapa inigualable de creatividad y expresión en el rock. Después de Led Zeppelin, nada volvió a ser lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario