lunes, 4 de enero de 2010

SERÁ SIEMPRE INDEPENDIENTE...

En un hecho tan curioso como el fútbol mismo, Matías Alba, incansable hincha de Racing, nos trajo un informe sobre la historia de sus vecinos rojos. Que haya paz. 

Hoy, vamos a hablar de uno de los grandes de la Argentina y, como todos saben, vecino del Partido de Avellaneda. Sí, a poco de festejar sus 105 años, hablaremos y repasaremos la amplia historia del Club Atlético Independiente (CAI).



Origen
El origen de la historia del Rojo se encuentra en Monserrat, un histórico barrio de la ciudad de Buenos Aires. Y recordemos antes que fue fundado oficialmente el 1 de enero de 1905 (aunque la institución ya estaba formada desde el 4 de agosto de 1904).

El primer presidente electo del club fue Arístides Langone, en 1905, quien fue el creador de la camiseta roja. Sin embargo, hay que ir a un año antes, cuando los empleados de una tienda ubicada en el barrio porteño de Monserrat, en la esquina de Perú y Victoria -hoy Avenida Hipólito Yrigoyen-, habían creado el Maipú F.C. Luego, ya en 1905, los miembros de ese club se reunieron para tomar una importante decisión en un bar que quedaba en frente, en diagonal a la tienda sobre Victoria 584 (donde hoy se alza el Palacio del Concejo Deliberante). Los jóvenes Rosendo Degiorgi y Fernando Aizpuru eran los líderes, y todos estuvieron de acuerdo ante su propuesta de separarse y fundar un nuevo club. Así, dieron por creado el Club Independiente, eligiendo ese nombre para expresar su independencia del Maipú Banfield.

Entonces, Rosendo Degiorgi fue designado presidente provisorio. Él otorgó al club una pequeña habitación en su casa de Montevideo 1585 del barrio de Recoleta, para que fuera la primer sede del club. Allí se realizaron las primeras reuniones.

Se decidió llamar a la primera asamblea en la cual se estableció que se oficializaría la constitución del club para el domingo 1 de enero de 1905, en el domicilio del socio Daniel Bevilacqua (Esmeralda 329, 3° piso). Luego, el 25 de marzo de 1905, por primera vez se eligió al presidente de la institución, quien sería Arístides Langone.



Los más nómades del fútbol nacional
Tuvieron un primer humilde campo deportivo en Boyacá y Camarones (Flores Norte, hoy Villa General Mitre). Y a mediados de 1905 se mudaron a su segundo terreno, que quedaba en Av. San Martín y Donato Álvarez, también en Villa General Mitre. La tercer cancha en la que estuvieron quedaba en el barrio de Palermo. Era un terreno del Colegio Nacional Oeste (hoy Mariano Moreno), en la esquina de Avenida Alvear -hoy Av. del Libertador- y Tagle. Estuvieron allí hasta abril de 1906 (en ese predio se levantó, años después, un estadio del Club Atlético River Plate anterior al Estadio Monumental Antonio Vespucio Liberti).
La cuarta cancha quedaba en Espinosa y Paysandú (en el barrio de La Paternal; allí estuvieron desde el 27 de mayo de 1906 hasta fines de ese año. Y recién a principios de 1907, se radicaron en Avellaneda, en un terreno ubicado en la calle Manuel Ocantos 540.

Racing ya estaba desde 1903, por eso es la cargada de los académicos que ellos son el verdadero club nacido y radicado en Avellaneda. Luego, Los Diablos se muadaron a la calle Cordero, hoy Bochini.



Primeros años
Los players de Independiete jugaron su primer partido el domingo 15 de enero de 1905 contra Atlanta en la cancha de este club, perdiendo 1 a 0 con gol de Cabred. El club gana su primer partido en toda su historia con un rotundo 11 a 0 contra el Albion, el 7 de mayo de 1905. El primer Clásico de Avellaneda de la historia lo ganó Independiente el 9 de junio de 1907 por 3 a 2, a pesar de que los hinchas de Racing predecían que iban a ganar por un abultado resultado, ya que Racing estaba mejor parado.

Además, otra característica del club que tuvo muchos años después, es que fue la primera institución deportiva en crear establecimientos extradeportivos. Cuenta con un jardín de infantes, una escuela primaria y una escuela secundaria.

Era profesional
Ya en la era profesional y en la Primera División de Argentina, el Rojo ganó los campeonatos de 1938, 1939, 1948, 1960, 1963, Nacional 1967. Pero su época de gloria fue en la década del ’70.



Años '70: "La Era Dorada"
Ahí, una vez más, Independiente comenzó una nueva década ganando un título: el Metropolitano de 1970. Los años '70 y '80 serían la Era Dorada para ese club, por haber logrado gran cantidad de títulos, que le valieron el mote de Rey de Copas en esa época. En la década del '70 cosechó 12: Metropolitanos 1970 y 1971, Nacionales 1977 y 1978, Copas Libertadores 1972, 1973, 1974 y 1975 (único tetracampeón consecutivo de América), aunque también debemos aclarar que estas últimas tres las ganó ingresando al torneo automáticamente en etapa de semifinal, lo que obviamente facilitó mucho mas la consagración de esos tres títulos. También ganaron la Copa Intercontinental 1973, y Copas Interamericanas 1973, 1974 y 1975 (único equipo en ganarla por lo menos dos veces consecutivas, y único tricampeón de la misma también).
Ese equipo se haría famoso y exitoso gracias a la dupla de ataque Ricardo Bochini-Daniel Bertoni. Y, especialmente, de sus paredes.

Su glorioso y respetado archirival
Con la obtención del Metropolitano 1971, Los Diablos superaron definitivamente en cantidad de títulos locales a Racing, que en esa época se lo podía considerar como el mejor club de Argentina. Y con la posterior obtención de la Copa Interamericana (1973), lo pasaron también en cantidad de títulos internacionales (Teniendo en cuenta solo el profesionalismo, ya que solo a nivel nacional ambos tienen 16 títulos; están empatados).

Y para hablar sobre la historia del historial entre ambos, recién en el Metropolitano de 1974 Independiente dio vuelta la estadística del historial del clásico, ganando por goleada 4 a 1, y ejerciendo su supremacía por sobre Racing hasta el día de hoy, sin interrupciones. –Después hablaremos de estos dos equipos y su rivalidad.

Siguiendo con la década, hay que decir que la obtención de la Copa Intercontinental le fue esquiva por esos años, ya que además de las dos oportunidades que tuvo para ganarla en los años '60, también las tuvo en los años 1972, 1973, 1974 y 1975. Pero en 1972 fue derrotado por el Ajax holandés, en 1974 fue derrotado por el Atlético de Madrid. Y en 1975 tuvo la mala suerte de que la final de la copa intercontinental no se disputó. No obstante, en 1973 pudo ganarla por primera vez en su historia.

Sin embargo, La final roja más recordada fue la del Campeonato Nacional de 1977. Jugando el primer partido de dicha final como local, y había empatado con Talleres de Córdoba 1 a 1. Como los goles del visitante se consideraban doble, "los tallarines" tenía muchas chances de ser campeones.



Así, vino el partido en Córdoba
En el partido jugado en Córdoba, el Rojo se puso en ventaja con gol de Outes pero los cordobeses dieron vuelta el marcador del partido con dos polémicos goles, el primero con un penal inexistente y el segundo con la mano. Por protestar el segundo, realizado a 15 minutos del final, el árbitro expulsó a Trossero, Galván y Larrosa. El Rojo quedó entonces con 8 jugadores. Sin embargo, una combinación entre Bochini y los recién ingresados Bertoni (la leyenda dice que éste entró a pedido del Bocha) y Biondi -faltando 3 minutos para el final- hizo que "El Bocha" marcara un gol que terminó en el empate 2 a 2; dándole a Independiente el título, ya que el resultado global fue de 5 a 4.

Años '80
Con un gran equipo, en 1983, Independiente se consagraría Campeón del Torneo Metropolitano. Y lo más recordado, es que el 22 de diciembre, Independiente =que estaba primero con diferencia de un punto con respecto a San Lorenzo de Almagro y Ferro Carril Oeste=, jugó el último partido del Campeonato Metropolitano contra Racing, que en ese año estaba condenado a la B, ya que había sido sentenciado a esta división 4 días antes.

Entonces, los Diablos ganaron ese partido por 2 a 0, y de esta manera se consagró campeón dándose el gusto de dar la vuelta olímpica frente a su eterno rival, ganándole, y despidiéndolo de la Primera División, a la cual volvería en 1985.

En 1984 obtuvo su séptima Copa Libertadores siendo hasta hoy el equipo de América con más trofeos del torneo. Luego, jugó contra Liverpool, en Japón, la Copa Intercontinental. Fue la última que disputó y la única en los años '80. El partido acabó con una victoria para el Rojo por 1 a 0 con un gol de Percudani, y así obtenía por segunda vez ese trofeo.

El último título oficial que obtuvo en esta década fue el de AFA 1988-89.

Años '90
Los 90' comenzaron con el retiro de Ricardo Bochini en 1991. Un hombre que perteneció al club en sus 19 años de fútbol profesional, desde 1972 hasta 1991, y obtuvo 8 títulos internacionales, y 4 campeonatos argentinos. Jugó un total de 638 partidos (cifra que sería record), sin contar los cotejos que disputó en torneos internacionales, y se retiró anotando 107 goles (contando los que anotó en partidos internacionales).

Luego, Independiente ganó el Clausura 1994, la Supercopa 1994 (derrotando en la final a Boca Juniors), la Recopa 1994 (derrotando a Vélez Sársfield) y la Supercopa 1995. Esta la obtuvo derrotando en la final al Flamengo de Brasil en el estadio Maracaná, siendo el Rojo el primer equipo no brasileño en dar la vuelta olímpica en dicho estadio. La figura que acompañó al club por aquella época era Albeiro el Palomo Usuriaga, delantero colombiano, además de Gustavo López, Sebastián Rambert y Daniel Garnero.



Siglo XXI
Después de 8 años sin ganar títulos importantes, y luego de terminar último en el Clausura 2002; el equipo de Avellaneda se coronó campeón del Torneo Apertura 2002. Este equipo, entrenado por Américo Gallego, tenía un plantel integrado entre otras figuras por Gabriel Milito, Federico Insúa, Daniel Montenegro, el Toti Ríos y Andrés Silvera. Ese campeonato es muy recordado por el buen juego del equipo, resultando la delantera más goleadora y la segunda defensa menos vencida.

Aunque este título quedo sembrado de un manto de duda, ya que Andrés Ducatenzeiler, presidente del club en ese momento, luego dio a entender que el club había “comprado" el campeonato, para no pelear el descenso.



La cantidad de Copas internacionales
Independiente es, junto al Real Madrid, el tercer club en el mundo por número de títulos internacionales conquistados, ya que tiene 15 copas en su poder, detrás de Boca Juniors y el Milan (con 18). No obstante, el Barsa –con la reciente Copa de Mundial de Clubes- se colocó a sólo una de ellos.

Además, el equipo avellanedense es el único que ha ganado 7 veces la Copa Libertadores de América, sin haber perdido una sola final de este trofeo. En lo que se refiere a esta competición internacional, fue el primer Campeón de América de Argentina, el primer equipo argentino en salir bicampeón consecutivo, y el único equipo en ganarla 4 veces seguidas (tetracampeón). Ganó también 3 Copas Interamericanas, 2 Supercopas, 1 Recopa y las recordadas 2 Copas Intercontinentales de 1973 y 1984.

Un récord negativo contra Racing
Lamentablemente para ellos, Independiente obstenta la mayor cantidad de años y partidos sin ganarle a un archirival o clásico rival. Ya que desde 1985 (cuando Racing volvió de la B) hasta 1994 (le ganó 2 a 0), el Rojo no pudo vencer a Racing en ningún partido de los torneos Nacionales. Es más, perdió también cuando se enfrentaron por la Supercopa de 1992, con la recordada mano del Turco García, por 2 a 1 en cancha de la Academia y empatando 0 a 0 en su estadio. También, un año después, se disputó la Copa Centenario de AFA, y el Rojo perdió contra Racing en los dos partidos de ida y vuelta, con un gol de media vuelta o chilena del Lagarto Fleitas.



Sede
Su sede social data de 1936, se encuentra obviamente en Avellaneda, en la Avenida Mitre al 300, y su actual estadio se construyó en 1928 y remodelado totalmente en 2008, llamado Libertadores de América.

Logros deportivos
"Los Diablos Rojos" ganaron 14 campeonatos locales en el profesionalismo, posicionándose tercero entre los clubes de Argentina. Además se consagró 2 veces campeón en el amateurismo.

Es uno de los tres equipos argentinos que siempre ha jugado en la Primera División de Argentina y jamás descendió (los otros son Boca Juniors y River Plate).

Final
Así, un hincha fervoroso (no me gusta mucho la palabra fanatismo) saluda a su clásico rival y le dice, no Feliz Cumpleaños ni nada de eso; sería muy mentiroso de mi parte y falso. Pero sí que la verdad es que le hace muy bien al fútbol local y que sin ellos, Avellaneda no sería lo mismo y que, guste o no, Racing no puede vivir sin Independiente ni viceversa. Por eso, salúd, gracias por dejarme ver jugadores como Bochini y Marangoni y que viva siempre el folclore de fútbol, pero sin violencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario