domingo, 7 de marzo de 2010

EL REY SE HA MUERTO PERO NO SE HA OLVIDADO


 Pappo x Alba

El 25 de febrero, el país y especialmente el rock nacional despidieron a uno de sus principales pilares. 

En Luján, y a causa de un accidente increíble e inexplicable, fallecía Norberto Aníbal Napolitano. Pappo o El Carpo, como se lo conocía, había nacido en el barrio de La Paternal y fue uno de los mejores guitarrista, cantante y compositor de blues y rock.

También vale decir que a Pappo se lo puede definir como uno de los fundadores del género musical conocido como “rock nacional” en Argentina, a fines de los años 60. Por ejemplo, en 1967, Miguel Abuelo fundó Los Abuelos de la Nada y reclutó a El Carpo para la formación original. Un año después editaron varios simples donde Pappo no aparece, aunque existe un tema “La Estación”, que fue el único registro oficial del paso de Pappo en ese reconocido grupo, ya que al tiempo renunciaría a Los Abuelos por no poder imprimirle un estilo definitivamente “blusero” como él quería.

En 1969, un joven Pappo de 19 años, fue convocado por Litto Nebbia para reemplazar al guitarrista Kay Galifi en la banda Los Gatos, que ya era un conjunto ícono del rock argentino. Con ellos grabó dos discos: Beat Nº1 y Rock de la Mujer Perdida, que no casualmente son considerados los más “duros” de la discografía de Los Gatos.


Igualmente, muchos –entre ellos yo- consideran que su eslabón máximo fue la creación de “Pappo's Blues”, que estaba formado originalmente por el mismo Pappo en guitarra, David Lebón en bajo y el baterista Black Amaya. A lo largo de su vida, el grupo sufrió constantes cambios en su alineación. Por ejemplo, Lebón fue y vino en un par de oportunidades y Black tampoco quedó atrás. 

Luego, en 1977-78, El Carpo volvió de Europa y formó otra vez Pappo's Blues, pero esta vez con Conejo Jolivet, en guitarra, Julio Candia en bajo y Marcelo Pucci en batería. Compraron un colectivo e iniciaron una gira por la costa atlántica, y hasta tocaron en Necochea sin ensayar (también en Avellaneda), se presentaron en el programa de Leo Rivas para Canal 2, en Baradero y luego se desarmaron. 


En los '80, Pappo fundó su segunda gran banda, Riff, integrada por Michel Peyronel, Boff, Vitico y en algunos discos con JAF, donde dejó de lado el Blues y se acercó al Heavy Metal. 

Y a fines de esa década, Pappo emigró a Los Ángeles y regresó en 1990 con una banda integrada por músicos norteamericanos, llamada Widow Maker. Tras una gira por Argentina y algunos países sudamericanos la banda se disolvió. Después rearmó Pappo's Blues y Riff y durante los '90 tocó con estas bandas o como solista simultáneamente.

En los 90, Conejo Jolivet (guitarrista de Los Redonditos de Ricota) fue llamado nuevamente por El Carpo para formar Pappo's Blues y tocar por un montón de lugares del país (entre ellos mi querido Wilde) y para terminar en el Gran Rex, de Capital, en siete noches junto a BB King. 

Hablando de ese groso de la música, en su intachable e envidiable currículum, Napolitano tocó con grandes del rock y el blues argentino e internacional, entre ellos, John Bonham de Led Zeppelin, Lemmy de Motörhead y el nombrado bluesman norteamericano B. B. King, quien lo invitó a tocar en el Madison Square Garden de Nueva York en 1994. 

Además, cuando Pappo y Conejo Jolivet se juntaron nuevamente, también fueron juntos a Obras Sanitarias el día que Pappo tocó con Mike Taylor (guitarrista de John Mayall & The Bluesbreakers en los sesentas y de los Rollings Stones en los setentas). También, Pappo, Tony Coleman (baterista de BB King) y Conejo grabaron un CD que se regaló al mismísimo Jimmy Page, guitarra de Led Zeppelin y a Robert Plant. Y esos mismos monstruos de músicos fueron testigos de gloriosas improvisaciones de Pappo en el escenario del legendario Teatro Ópera de Buenos Aires.


Por su parte, entre las obras de Pappo se destacan canciones como «El hombre suburbano», «Adonde está la libertad», «Llegará la paz», «Desconfío», «Sucio y desprolijo», “Juntos a la par”, «Al sur de la ciudad» y «Rock and Roll y fiebre». Además de discos como «Blues Local» o «Que sea rock».

Sin embargo, llegó el inesperado final, especialmente para una persona que para el inconciente colectivo de todos (ya sea para los que lo querían como para los que no) era indestructible. Después de más 35 años de trayectoria y a sus 54 años de edad, Pappo murió el 25 de febrero de 2005 en un accidente de tránsito, al caer de su motocicleta Harley Davidson y ser atropellado por un automóvil sobre la ruta 5, a la altura del km 71, en el partido bonaerense de Luján.


Según fuentes policiales, el guitarrista viajaba en su espectacular moto seguido por otra en la que viajaban su hijo Luciano y su nuera, tras haber cenado en un restaurante. Al llegar al paraje Estancia La Blanqueada, ambos vehículos se rozaron haciendo que Pappo perdiera el control, cayendo al pavimento y falleciendo instantáneamente. Posteriormente, su cuerpo fue arrollado por un Renault Clio que venía detrás de las motocicletas.

Sus restos fueron despedidos al día siguiente en el panteón de músicos de SADAIC en el cementerio de la Chacarita, donde asistió una multitud de fanáticos que no cesó de corear sus canciones y su nombre.

Además, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se ha levantado un monumento a su memoria, situado en la plaza Roque Sáenz Peña (Juan B. Justo, Boyacá, Remedios de Escalada de San Martín y Andrés Lamas) y, en honor al músico, un estudio fue inaugurado en el 2008 en la radio Rock And Pop. El nombre del estudio fue elegido por los oyentes del programa radial que conduce Mario Pergolini (¿Cuál es?).


Así, simplemente, nos dejó un groso, genio e único músico argentino. Pappo era un tipo “bien del palo”, eso nadie lo puede discutir, y que le hizo muy bien al rock nacional. Y ahora, cuando está muy de moda que un grupo de chicos se junten (encima con dos meses de estudio musical), ensayen un poco, lancen un nuevo disco y toquen en todos lados, da lástima que se haya ido una persona como Norberto Napolitano, un “sucio y desprolijo” y que siempre peleó para que la vida “sea rock”, pero del bueno.

Discografía Pappo.

Con “Los Abuelos de la Nada” editó 1 disco: La Estación, 1968

Con “Los Gatos” participó en dos: Beat Nº1 (1969) y Rock de la mujer perdida (1970)

Y como solista tiene varias obras maestras en su haber (7):
= Pappo En Concierto, 1984
= Widow Maker, 1989
= Blues Local, 1992
= Pappo & Deacon Jones, 1993
= Pappo sigue vivo, 1994
= Pappo y amigos, 2000
= Buscando un amor, 2003
Y en Pappo's Blues no se quedó atrás (10)
= Pappo's Blues Volumen 1, 1971
= Pappo's Blues Volumen 2, 1972
= Pappo's Blues Volumen 3, 1973
= Pappo's Blues Volumen 4, 1974
= Pappo's Blues Volumen 5, Triángulo, 1974
= Pappo's Blues Volumen 6, 1975
= Pappo's Blues Volumen 7, 1978
= Hombre suburbano, 1994
= Caso cerrado Volumen 8, 1995
= El auto rojo, 1999

 

Con “Aeroblus” editó uno: Aeroblus (1977)

Y con “Riff” (13)
= Ruedas de metal, 1980
= Macadam 3...2...1...0, 1981
= Contenidos, 1982
= En acción, 1983 (en vivo)
= Épico, 1984 (recopilación)
= VII, 1985
= En vivo en Obras, 1995 (en vivo)
= Riff'n Roll, 1986 (en vivo)
= Palladium 86, 1996 (en vivo)
= Zona de nadie, 1992
= En La Plata, 1996 (en vivo)
= Que sea rock, 1997
= Riff/La Historia vol.1 - Riff/La Historia vol.2, 2005 (DVD)

Y “Hoy No Es Hoy” también tiene un disco: Plan Diabólico, 1987.

No hay comentarios:

Publicar un comentario