domingo, 28 de noviembre de 2010

DEVOLUCION TOTAL


Por Leo Masliah

Las multinacionales tienen que devolver todo lo que robaron en América Latina y el mundo los últimos cien años. Inglaterra también, tiene que devolver por lo menos lo que robó en el siglo veinte y en el diecinueve. Con o sin intereses, eso será cuestión de negociarlo después, pero lo tiene que devolver ya, a la India, a África, a América Latina. Y lo tiene que devolver aunque se lo haya gastado. Y lo tiene que conseguir sin robar. Tiene que trabajar.

Y España también. Tiene que devolver todo lo que robó durante la conquista y lo que sigue robando con su empresa telefónica en toda América Latina. Tiene que deshacer su siglo de oro, fundirlo, desmenuzarlo y devolverlo. O si no, que saque de donde pueda, que sude. Si no le alcanza la población que tiene, que hagan doble o triple turno, como hacen los latinoamericanos cuando tienen la suerte de que alguien acepte explotarlos y oprimirlos.

Y Francia también, que devuelva todo lo que robó en Haití, en Martinica, en la Guayana, aunque primero tiene que devolver las propias Martinica y Guayana, que no le son propias. Y el Imperio Romano tiene que devolver todo lo que le robó a los galos, y a los iberos, a los celtas, etc., etc. Y si el imperio romano no existe más, la deuda la tiene que pagar el imperio norteamericano, que es el que terminó heredando el botín, que fue pasando de mano en mano a través de los siglos.

Y después hay que arreglar cuentas en Latinoamérica, también. Cuando España, Portugal y Estados Unidos devuelvan todo, nada de quedárselo los latinoamericanos ricos. Hay que dejárselo a los indígenas, y la tierra también, y los descendientes de europeos que se quieran quedar tienen que pedir permiso. Los africanos no, pero nosotros sí. Nada de Argentina, Brasil, República Oriental, Bolivia, Colombia, todo eso es mentira, hay que devolver la tierra y el mapa como eran antes. Y si no sabemos cómo era, a estudiar todo el mundo. Nada de estudiar inglés, eso el que quiera que lo haga después; primero hay que pagar la deuda. Para saber cuánto es hay que estudiar araucano, toba, aymara, y hay que estudiar el calendario maya para poder calcular los intereses. Y basta de hablar, hay que empezar a devolver ya. Cada minuto es un árbol más, un tapir más que se debe. Cada palabra europea, cada nota afinada con el diapasón es un insulto a las culturas autóctonas. Hay que callarse y pagar.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

sábado, 20 de noviembre de 2010

MUSICAS DEL MIERCOLES 17/11/10

Después del mejor recital del que Chaucha haya sido testigo, acá algunos videitos de Tandil y nuestra lista de temas del último miércoles. Inigualable performance de Solari y los Fundamentalistas del Aire Acondicionado.

Para los que no fueron, no saben lo que se perdieron.

Vamos las bandas!




viernes, 19 de noviembre de 2010

PODER

El martes sale el nuevo disco de La Renga, Algún Rayo.

Pero la ansiedad es una de las características primarias del staff de Esquivando el Éxito, así que acá va el primer corte del álbum, Poder.

Un despelote de rock.

jueves, 18 de noviembre de 2010

DE APO PARA LEON


No me acuerdo la primera vez que escuche lo que decías, sin embargo si me acuerdo lo que me dijo mi hermano hace tantos años. Escuchá, negro, escuchá que está bueno.

Y estaba bueno aunque la calidad de grabación era mala, muy mala.

Desde ahí, hasta que te crucé en el club 77 de Morón un verano del 97, ya me había grabado en mi cabeza muchas de las frases que vos me habías regalado con la inconfundible melodia de una armónica que ni vos debes recordar desde cuando tocas.

Pero había algo, en tu mensaje, o en la forma de transmitirlo que me generaba algo diferente. Nunca fui de ir a recitales, pero había algo diferente en vos.

Sin creer en Dioses, te escuché con respeto decir lo que vos le pedías al tuyo, que también fue mío, desde ese momento. Y tu mensaje no me fue indiferente, ni tu armónica ni tu guitarra.

De a poco, me explicaste que la cotidianeidad gira y gira y que nunca está de más subirse a la colina de la vida, plantando semillas del corazón y redescubriendo a los viejos amores que nos recorren a diario, como laberintos de flores, aunque no se nombren.

Gracias por marcarme a los buenos y a los malos y por destacar la importancia de no olvidar lo que nos pasa, por avisarle al pueblo que los hombres de hierro deben quedar en la memoria, esa misma que despierta para herir a los pueblos dormidos que no la dejan vivir libre como el viento.

Siempre me dejaste en claro que cada día somos más lo que pensamos en otro destino, en otro país sin soles grises y mares rojos, y donde nos contemos aquello que nos hace llorar.

Siempre recuerdo cuando me contabas que tu pueblo azul era gris y que desde tu corazón muchas veces es mejor entonar una canción de Silencio antes que decir cualquier cosa.

A la luz del día, nos regalaste un fantasma que, según Charly, decía todas las verdades habidas y por haber.

Te definiste como un croto, siempre, y te pusiste en la piel del inmigrante sin dejar de pedir un poco de comprensión para entender al continente en silencio que a veces tenía tiempo de contar la historia de un tal Cachito, campeón del desconsuelo a la sombra de los turros de siempre.

Aún busco a tu viejo para decirle que estas bien, y agradezco lo que tengo a comparación del amigo Luis, al que ni el hambre ni la navidad comercial le saca la posibilidad de pensar en lo bello de la vida.

Nunca te olvidaste de los que pierden la inocencia, y tu voz de lucha no te privó de cantarle con amor a una tal Francisca, esa que tantas veces nos acompaño en silencio.

Al mismo tiempo, me enseñaste que la soledad no siempre se acuerda y que pensar en nada sirve, hasta ahí, donde la cultura nos permite ser mejores y nos da la sonrisa de una maestra, de un libro o de una flor.

Guajira Guantanamera, cantaste y me fuiste dejando una semilla en el corazón, que seguramente le transmitiré a mis hijos, para no repetir el embudo que algún corrupto dejó estampado en nuestra tierra.

Y le seguiste pidiendo a Dios, en Quechua y tantos otros dialectos, que desde Usuhaia a la Quiaca te ocupaste de transmitir, con la calidez de tu persona y la voz de tantos artistas desconocidos hasta entonces.

Nos convertiste en Salierys de Charly, todos los días un poco, y nos hablaste con tus mensajes del alma para que sepamos que pese a las diferencias, somos todos del mismo barro, esos que a pesar de las buenas y las malas no se olvidan de la deuda que lleva más de cinco siglo de igual desigualdad.

Como un tren seguis pasando, recordando al imbecil y al arrepentido, y enseñandonos en la voz del señor Durito que en esta globalización todos los globos se revientan.

Y Ojo con los Orozco, y con los Bandidos Rurales, que tienen tan mala prensa hasta que vos, el verdadero ídolo de los quemados, los trataste de igual a igual, y ni así se olvida de las madres del amor, que tanto nos dieron y tanto nos darán.

No reservaste un nido en las nubes, nos contaste de Juan, que por suerte ya no es el último aparecido, y nos explicaste la importancia de decir por favor, perdon y gracias a todos los Mugicas, a sus guardianes y al eterno Angel de la Bicicleta.

Te jugaste el lomo por Tejerina y te criticaron por el minuto grabado junto al Pato Fontanet, pero se olvidaron que siempre cantaste para la vida.

Te hiciste un Demente y por partida triple me emocionaste con tu mundo alas.

Cantaste para una Telefónica y donaste todo a un Hospital de niños. Llenaste muchos teatros y nunca dejaste de hacer algo en beneficio de los que te necesitaban.

Viste hambre y juntaste comida, viste artistas con alguna capacidad diferente y los subiste al escenario. El laburo de muchos, la humildad de nadie.

No se, hay algo que no es común en artistas como vos y ni en cuasi espectadores como yo. No fui a muchos recitales en mi vida, pero en pocos a los que si lo hice no estabas vos.

Quizás fueron las noches del Hangar, o las veces que me llevaste a la Plaza a cantar con las madres o los festivales barriales, o la vez en Rosario, o esa vez en Ferro, o quizás cuando cantamos de igual a igual mirando el otro lado del gran charco…

La verdad no se, porque sabiendo tan poco de música en general, hay algo que me une a vos.

Sin embargo, no dudo en decirte que es, fue y será un gusto, León...un verdadero gusto.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

DISFRUTO MI ENFERMEDAD


Noticias de Ayer - Misa India - Asesinos - Rey de la Selva - Día D - Rock Redondo
esquivandoelexito@live.com.ar
FB: Esquivando el Exito

lunes, 15 de noviembre de 2010

EPITAFIO

E. E. M. 19 de octubre de 1925 / 8 de noviembre de 2010

Por Juan Sasturain

Aquí yace, acostado, el almirante
que murió hace justo una semana.
El que mató a quien se le dio la gana
está acá, con los pies para adelante.

Aquí yace un asesino, caminante,
que hizo y deshizo con la soberana
bendición de la espada y la sotana.
Insúltalo, si no lo hiciste antes.

Aquí yace Massera, el genocida
con apellido que fue marca de helados
y sombreros. La puteada consabida
y este amargo epitafio demorado
se lo dejamos, grabado de por vida
y de por muerte: no hemos olvidado.

MUSICAS DEL MIERCOLES 10/11/10

Empezamos a vibrar el show del Indio en Tandil, le aclaramos a más de uno que entre tipos como Massera y Esquivando hay Algo personal, trajimos a los Who y su Squeeze box, y León nos cantó que sigue habiendo Hombres de hierro entre nosotros.
Salú!




jueves, 11 de noviembre de 2010

EL ALMIRANTE QUE MOSTRO LA HILACHA

Por Osvaldo Bayer

Un personaje tan completo como el muerto no vamos a encontrar en toda la historia argentina. Completo en su total decadencia moral, crueldad, ambición fuera de toda medida. Almirante de la Marina de Guerra de la Nación. Massera, a secas.

Traicionó, como otros tantos uniformados en nuestra historia desde 1930, a su juramento pronunciado al recibirse de guardiamarina de ser fiel a la Constitución Nacional. Pero, claro, ante tantos otros ejemplos desde Uriburu, en ese ’30, ya casi sólo sería un delito argentino. No, lo feroz de su conducta se puede sintetizar en una sola palabra: la ESMA. Para qué más. Basta ver la celda mínima donde estuvieron tiradas en el piso durante seis meses las tres primeras Madres de Plaza de Mayo. Arrojadas luego desde un avión, vivas, al río. Almirante Massera, esa fue su máxima acción de guerra como almirante. Almirante argentino.

La ESMA: una fábrica del máximo horror a lo Massera. Sí, esa expresión va a quedar para siempre en la historia: Torturar a lo Massera, hacer desaparecer a lo Massera, robar niños a lo Massera.

Y su ambición, sus negocios, su afán de figuración, su ansia de poder: quería ser presidente, millonario, estanciero, empresario, propietario de todo lo que tenía a su alcance. Y llegó sólo a ser un infame y corrupto traidor a todo principio de ética, de humanismo, de grandeza. Eso sí, cuando entraba en una iglesia era el primero que se arrodillaba y santiguaba. Completo. ¿Dónde aprendió todo eso? ¿De sus padres, en la Escuela Naval, en los cursos de oficiales, en su conocido fervor católico?

Massera. Un vocablo que quedará para siempre entre los próceres de la picana eléctrica, invento argentino. Una galería interminable que empieza con el comisario Polo Lugones, el coronel Falcón, el teniente coronel Varela... y la lista sería interminable en esta historia argentina que comenzó con aquellos increíbles hombres de Mayo. Los nombro: Belgrano, Moreno, Castelli, Monteagudo. Y nace la pregunta desesperada: ¿qué nos pasó a los argentinos? Desde aquel Mayo a ese marzo del ’76 en que iba a empezar la marcha hacia la desaparición del respeto a la vida. Comienza la “desaparición” llamada ya la “muerte argentina” en los diccionarios de ideas afines. Para siempre. Videla, Massera, Agosti, Viola, Galtieri, y cien, mil más, todos los que obedecieron, y sus civiles: Martínez de Hoz y los ministros que juraron por “Dios y por la Patria” y sus embajadores y sus soplones y rufianes.

¿Qué más podemos escribir de este ser que acaba de morir: de sus negociados, sus veleidades, sus calenturas, su sonrisa siempre cínica? ¿Para qué? Si basta con nombrar lo que ya nombramos: la ESMA. Está todo dicho. El templo de la infamia más perversa de la historia humana. Un sinónimo de Auschwitz. Los argentinos, sí, tenemos nuestro Auschwitz. Y nuestro Himmler. Uno, silencioso, de mirada con el dejo de desprecio a la vida; el nuestro, ruidoso, de carcajada sonora, de darte el golpecito amigo en la espalda, del abrazo. Aquel, sombrío como un cuervo sin sotana; el nuestro siempre sonriente, amistoso, un galán con espada al cinto y gorra cargada de perversidades.

Sí, ya sé, me van a decir que me están faltando los adjetivos. No, me sobra el dolor, pensando en los últimos minutos de Rodolfo Walsh en la ESMA, y en todos los Rodolfo Walsh y las Azucena Villaflor que cayeron en las manos de ese verdugo sucio y voraz.

Permítaseme este escrito donde trato de hacer un resumen de los sentimientos que me provoca esa figura y la de todos los serviles que le hicieron la venia y le dijeron: “Ordene, mi almirante”.

Nos quedará para siempre el dolor. Rodolfo, Azucena. En nombre de los miles.

Ojalá exista el infierno para el almirante de la muerte, los negociados y la corrupción.

Lo merece. Allí con Roca, Falcón, el Polo... y tantos otros. Una galería argentina. En contraposición con la otra galería argentina. La de los Héroes del Pueblo, los Hijos del Pueblo, como les cantaba la gente humilde de principios del siglo pasado a quienes daban todo por una vida mejor. Los que creían en un mundo de la mano abierta contra los que siempre propiciaron la ESMA.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

LA TRIBU DE MI CALLE


Noticias AntiMonopólicas-Chau Cretino-Bayer-Libracos-Dicotomías Argentas - RocEneRol
FB: Esquivando el Exito

lunes, 8 de noviembre de 2010

MUSICAS DEL MIERCOLES 03/11/10

Empezamos a palpitar la misa pagana de Tandil, con una gran versión ricotera de los ochenta de Todo preso es político, Raly Barrionuevo nos invita (a nosotros y a Marcos) a visitar Santiago, Canario Luna nos cuenta lo mucho que el tiempo le enseño, El Bordo describe al siempre Insatisfecho, y Divididos nos manda a comprar.

Salú!





sábado, 6 de noviembre de 2010

TE DE CEILAN


Por Enrique Santos Discepolo, Mordisquito

Resulta que antes no te importaba nada y ahora te importa todo. Sobre todo lo chiquito. Pasaste de náufrago a financista sin bajarte del bote. Vos, sí, vos, que ya estabas acostumbrado a saber que tu patria era la factoría de alguien y te encontraste con que te hacían el regalo de una patria nueva, y entonces, en vez de dar las gracias por el sobretodo de vicuña, dijiste que había una pelusa en la manga y que vos no lo querías derecho sino cruzado. ¡Pero con el sobretodo te quedaste! Entonces, ¿qué me vas a contar a mí? ¿A quién le llevás la contra? Antes no te importaba nada y ahora te importa todo. Y protestás. ¿Y por qué protestás? ¡Ah, no hay té de Ceilán! Eso es tremendo. Mirá qué problema. Leche hay, leche sobra; tus hijos, que alguna vez miraban la nata por turno, ahora pueden irse a la escuela con la vaca puesta. ¡Pero no hay té de Ceilán! Y, según vos, no se puede vivir sin té de Ceilán. Te pasaste la vida tomando mate cocido, pero ahora me planteás un problema de Estado porque no hay té de Ceilán. Claro, ahora la flota es tuya, ahora los teléfonos son tuyos, ahora los ferrocarriles son tuyos, ahora el gas es tuyo, pero…, ¡no hay té de Ceilán!

Para entrar en un movimiento de recuperación como este al que estamos asistiendo, han tenido que cambiar de sitio muchas cosas y muchas ideas; algunas, monumentales; otras, llenas de amor o de ingenio; ¡todas asombrosas! El país empezó a caminar de otra manera, sin que lo metieran en el andador o lo llevasen atado de una cuerda; el país se estructuró durante la marcha misma; ¡el país remueve sus cimientos y rehace su historia!

Pero, claro, vos estás preocupado, y yo lo comprendo: porque no hay té de Ceilán. ¡Ah… ni queso! ¡No hay queso! ¡Mirá qué problema! ¿Me vas a decir a mí que no es un problema? Antes no había nada de nada, ni dinero, ni indemnización, ni amparo a la vejez, y vos no decías ni medio; vos no protestabas nunca, vos te conformabas con una vida de araña. Ahora ganás bien; ahora están protegidos vos y tus hijos y tus padres. Sí; pero tenés razón: ¡no hay queso! Hay miles de escuelas nuevas, hogares de tránsito, millones y millones para comprar la sonrisa de los pobres; sí, pero, claro, ¡no hay queso! Tenés el aeropuerto, pero no tenés queso. Sería un problema para que se preocupase la vaca y no vos, pero te preocupás vos. Mirá, la tuya es la preocupación del resentido que no puede perdonarle la patriada a los salvadores.

Para alcanzar lo que se está alcanzando hubo que resistir y que vencer las más crueles penitencias del extranjero y los más ingratos sabotajes a este momento de lucha y de felicidad. Porque vos estás ganando una guerra. Y la estás ganando mientras vas al cine, comés cuatro veces al día y sentís el ruido alegre y rendidor que hace el metabolismo de todos los tuyos. Porque es la primera vez que la guerra la hacen cincuenta personas mientras dieciséis millones duermen tranquilas porque tienen trabajo y encuentran respeto. Cuando las colas se formaban no para tomar un ómnibus o comprar un pollo o depositar en la caja de ahorro, como ahora, sino para pedir angustiosamente un pedazo de carne en aquella vergonzante olla popular, o un empleo en una agencia de colocaciones que nunca lo daba, entonces vos veías pasar el desfile de los desesperados y no se te movía un pelo, no. Es ahora cuando te parás a mirar el desfile de tus hermanos que se ríen, que están contentos… pero eso no te alegra porque, para que ellos alcanzaran esa felicidad, ¡ha sido necesario que escasease el queso!

No importa que tu patria haya tenido problemas de gigantes, y que esos problemas los hayan resuelto personas. Vos seguís con el problema chiquito, vos seguís buscándole la hipotenusa al teorema de la cucaracha, ¡vos, el mismo que está preocupado porque no puede tomar té de Ceilán! Y durante toda tu vida tomaste mate! ¿Y a quién se la querés contar? ¿A mí, que tengo esta memoria de elefante? ¡No, a mí no me la vas a contar!

jueves, 4 de noviembre de 2010

FUEGOS

“Ningún fuego es igual a otro fuego. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman, pero otros fuegos arden la vida con tantas ganas que se pueden mirar sin parpadear y quien se acerca se enciende. Néstor Kirchner fue uno de esos fuegos y será difícil apagarlo.”

 Eduardo Galeano, latinoamericano.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

martes, 2 de noviembre de 2010

NESTOR


Por Andrés Calamaro

tengo suficiente argentinidad y memoria
capacidad de analisis y corazon ...
estoy seguro que la historia va a confirmar
que nestor fue el mejor presidente argentino de los ultimo cincuenta años
y quizas en argentina cincuenta años sean ... siempre
el unico que atendio a madres y abuelas
y el unico que madres y abuelas respetaron y quisieron
quien anulo los indultos que perdonaron el horror de la dictadura
y sus crimenes
nestor, que devolvio la ilusion a un pueblo herido, inestable y critico
el unico que enfrento al empresariato y a los poderes que historicamente
habian pactado con dictaduras criminales y con expolio imperial,
el de la argentina que enamora a los visitantes que llegan
y quieren quedarse
y respirar pais ...
personalmente conoci poco a nestor k
quizas poco pero suficiente ...
me recibio como un ciudadano y amigo,
recibi una llamada de nestor un 30 de diciembre
solo para contarme de su emocion humeda al leer la carta de mi hermana hebe
recordando la militancia de los artistas en los setenta
"el flaco de pelo largo y anteojos"
que ayudaba a mi hermana preñada de mi sobrino juan
fue amable y cariñoso con mi padre y con mi hermano
tenia un proyecto para el pais
heredo una crisis violenta ; la catastrofe social del 2001
(odisea en el espacio)
y devolvio la esperanza y argentina volvio a caminar con nestor ...
una mañana viaje en al avion del presidente
elegi que mi relacion con la dirigencia k sea una cuestion personal
con la cercania que brinda el respeto y la lealtad ...
el proyecto kirchner , con lo peor de argentina en contra
no tanto en el terreno de la opinion, porque somos libres de expresion ...
no tenemos suerte con la politica en argentina
y se me llena el corazon de pena
entre tanto rigor y habiendo perdido tanto, la piel se nos curte
pero siento que se fue alguien cercano

viva Kirchner para siempre !

lunes, 1 de noviembre de 2010

EMOCION

La fortaleza y la emoción no se enseñan en la carrera de Ciencias Políticas.

Eso es militancia.

HAY NESTOR PARA RATO


Por Lucas Carrasco

Entré a Clarín y decía: "murió Néstor Kirchner". Podía ser mentira. Podía ser verdad. Era verdad. Diarios serios también tenían la noticia. Entonces, en ese momento, hubo un vacío. Pensé, un rato, en Máximo, que hace, también, política. Y es el hijo.

Lo llamé a Patucho. Estaba hecho mierda. No hablé nada. Florencia me mandó un mensaje, temblaba, decía.

En Twitter varios conocidos no decían nada, y si decían, decían tristeza. Y amigos míos, tristes, llorando.

Entonces me fue cayendo la ficha.

El dolor de los otros.

Los más pendejos, a Kirchner, lo querían. Como a un padre, alguien cercano. Ningún protocolo. Un ídolo de rock. Un revolucionario. Un loco. Un rebelde.

A Néstor Kirchner los pibes lo querían, con alegría.

No sé de otro dirigente político, fuera del kirchnerismo, que genere esta emoción, esta expectativa, estas esperanzas, esta tristeza, en adolescentes y veinteañeros. No sé de otro.

Así que en Vicente López festejan? Así que, como me cuenta Romina, en Recoleta hubo amagues de cacerolazos? Así que esta lleno de hijos de puta que en twitter festejan? Así que se me llena la casilla de mails con los trolls -que no publico- injuriando? Así que todo eso transcurre al calor, al costado del calor, del dolor popular?

Mendieta dice que en Caballito los porteros están tristes.

Rosendo Fraga destila su odio a minutos de la muerte.

Hay censo. No vino todavía ningún censista. Una nube gris tapa, un rato, el sol. Tengo las persianas abiertas. La avenida Alem allá abajo se desliza silenciosa. El aire está espeso. Es de mañana.

Algún día mi nieto me va a preguntar adonde estaba cuando murió Néstor.

Tengo que guardarme este pedazo de cielo, la calle vacía, la nube gris. La cara de los pibes que hablan de Néstor. De Cristina.

Los odios que mencionan seco el apellido, ese desprecio, lo que hemos vivido. La historia que se abre.

Cuando esto empezó yo tenía 25 años.

Dentro de otros 25 habrá la justicia poética que trae la historia que hoy empieza.

Ha muerto Néstor.

El mismo día que nace un chico en un hospital público.

El mes que viene ese chico va a cobrar la asignación universal.

Que festejen en los penales de Marcos Paz los represores la muerte de Néstor.

Nosotros llevamos la alegría y el futuro de cada chico que nace.

MUSICAS DEL MIERCOLES 27/10/10

Entre sentimientos y una consternación de lo más extraña, sonó Sistemas de Cielo Razzo, los Rolling Stones con Respectable, Las Pastillas del Abuelo nos mostraron Dónde esconder tantas manos, y Iorio y Almafuerte tranjeron el tanguito porteño, nunca de más.