sábado, 10 de agosto de 2013

REDONDOS: UN ANGEL PARA TU SOLEDAD


Esta Perla de Esquivando rememora un recuerdo.

12 años del último show de Los Redondos

4 de agosto de 2001

Estadio Chateau Carreras de Córdoba

Más de una década sin Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.

El estadio repleto, aunque partido al medio, tanto que hasta se movió la carpa sanitaria.

Como no sucedía muy a menudo por esos años, el ingreso al show se había desarrollado con total tranquilidad, sin sobresaltos, sin represión ni agresiones.

Pero esquivar a la muerte era, para Los Redondos, una misión casi imposible.

Mientras morfaba un choripán con total normalidad, el santafesino Jorge Felippi cayó desde una baranda dentro del estadio, y murió en el acto.

Pese a esto, y por alguna razón extraña, ese show pareció demasiado perfecto, y tuvo algunas curiosidades que, con el diario del lunes, suenan a presagio de despedida.

El show abrió con un tema que no solo hacía tiempo no tocaban, sino que derrumbaba una seguidilla donde, en los últimos tiempos, la apertura estaba casi siempre a cargo de El pibe de los astilleros, o Queso Ruso.

Arrancaron así, con un video muy grosso de Rocambole, seguido del viejito Golpe de suerte.

Otra rareza: llegando al final del show, antes de hacer sonar los acordes de Jijiji, la banda comenzó a tocar el famoso vals redondo, y hasta el Indio se sumó al canto tribunero y emotivo.

Todo esto es raro, porque por aquellos años, Los Redondos modificaban muy poco su repertorio.

Y hacía realmente unos cuantos shows, que sonaba algo después del pogo más grande del mundo, generado por Jijiji.

Esa vuelta, la gente no se movió hasta que los Redondos salieron nuevamente a escena. E imprevistamente, decidieron hacer un clásico que habían dejado injustamente afuera de la lista.

Ese 4 de agosto, más de 45 mil personas llegaron desde todos los rincones de nuestro país para escuchar por última vez 25 clásicos y ser protagonistas, una vez más, del verdadero pogo más grande del mundo.

Hoy, esas misas se reviven, de otra manera y a su manera, en cada show del Indio.

La peregrinación, las banderas, los encuentros, las rutas argentinas, y una gran cantidad de temas de Los Redondos, que nunca faltan en sus shows.

"Todo se terminó cuando nos dimos cuenta de que uno de nosotros se quería apropiar de ese proyecto tan hermoso que fue Patricio Rey, que había nacido como la comunión y el aporte de muchos artistas y no los deseos de uno solo", dijo Skay sobre la disolución.

El Indio respondió a esa declaración contando cómo "La noche definitiva (un rato antes estábamos en un bar hablando con un cronista sobre un próximo show) me puse firme en mi requerimiento [el de asegurarse una copia del registro audiovisual de todos los shows de los Redondos, bajo custodia de Skay y la Negra Poli] y esa actitud desembocó (ante la negativa) en el rompimiento de la sociedad artística".

¿Importa realmente que pasó?

No creo.

Solo queda el recuerdo melancólico, tics de la revolución, y sobre todo, implacable roncarol.


Mirá la lista de temas:
1. Unos pocos peligros sensatos
2. El pibe de los astilleros
3. Morta punto com
4. Las increíbles andanzas del Capitán Buscapina en Cybersiberia
5. Una piba con la remera de Greenpeace...
6. Pool, Averna y papusa
7. Templo de Momo
8. Pensando como una acelga
9. Rato molhado
10. Vamos las bandas
11. Nadie es perfecto
12. Mi perro dinamita
13. La Murga de los Renegados
14. Sheriff
15. Murga purga
16. Dr. Saturno
17. Murga de la Virgencita
18. Queso ruso
19. Ñam Fri Fruli Fali Fru
20. Rock para los dientes
21. Juguetes perdidos
22. Preso en mi ciudad
23. Noticias de ayer
24. Jijiji
25. Un ángel para tu soledad

No hay comentarios:

Publicar un comentario